Clinica Veterinaria Colores

Paseo de Santa María de la Cabeza, 68A – 914 730 359 28045-Madrid

Enfermedad Poliquística Renal (PKD)

La enfermedad poliquística renal es un trastorno por el que se forman quistes llenos de líquido en los riñones. Estos quistes están presentes en los gatos afectados desde el nacimiento, pero empiezan siendo muy pequeños y van aumentando de tamaño gradualmente hasta que en un determinado momento llegan a dañar el tejido renal circundante causando fallo renal.
Actualmente, la enfermedad poliquística renal está reconocida en la raza Persa y Exótico de pelo corto, debido a que es un problema hereditario muy común en éstas razas. Muchos de los criadores de persas conocen esta enfermedad y están tratando de no criar con gatos afectados. El FAB (siglas en inglés de Feline Advisory Bureau, organismo consultor felino) ha confeccionado un programa de investigación con fines selectivos en el Reino Unido para identificar los gatos que están afectados y permitir a los criadores tomar decisiones sobre qué gatos usar para futuras crías.

El Programa de Testaje del PKD del FAB (FAB PKD Screening Scheme) está compuesto por un panel de veterinarios ecografistas acreditados, altamente cualificados, quienes se encargan de realizar las ecografías de los riñones de los gatos buscando la presencia de quistes llenos de líquido. Emitirán un certificado acreditado por el FAB determinando el resultado del estudio de cada caso en particular. Actualmente existe también un test genético cuyo resultado se puede inscribir en el Registro de Gatos con Resultados Negativos del FAB (FAB Negative Registrer).

¿Qué es la enfermedad poliquística renal?

La enfermedad poliquística renal (PKD) es un trastorno hereditario que produce la formación de quistes (bolsas llenas de líquido) en los riñones. Estos quistes están presentes desde el nacimiento. Al principio son muy pequeños pero van creciendo con el tiempo y pueden llegar a dañar el riñón. Cuando esto sucede, el riñón no puede trabajar más y se produce un fallo renal. Los quistes generalmente crecen lentamente, de modo que la mayoría de los gatos afectados no muestran signos de enfermedad renal hasta que son adultos, normalmente a los siete u ocho años. No obstante, hay algún gato que desarrolla la enfermedad renal a una edad temprana, y en la actualidad no contamos con ningún método que nos permita predecir como será la evolución de esta enfermedad en un determinado gato.

¿Es muy frecuente el PKD?

Por desgracia el PKD es ahora muy común en determinadas razas. Persas y Exóticos de pelo corto tienen la mayor incidencia de casos y en estudios realizados en distintas partes del mundo se ha visto que uno de cada tres de estos gatos está afectado con esta enfermedad. Otras razas de gatos que se han creado a partir de líneas persas, y razas que han permitido sus cruces con gatos persas (British Shorthairs) podrían tener una proporción alta de gatos afectados, pero en el resto de razas no relacionadas es una enfermedad muy rara.

¿Cómo se hereda el PKD?

El PKD es el resultado de una anomalía de un solo gen autosómico dominante.

Esto significa que:

  • Cualquier gato que tenga este gen anómalo tendrá PKD, no hay portadores del gen no afectados.
  • Cualquier gato que tenga PKD presentará el gen anómalo, incluso si ese gato tiene sólo unos pocos quistes pequeños.
  • Para heredar el gen anómalo, un gato sólo necesita que uno de sus padres esté afectado de PKD.
  • Todos los gatos que tengan PKD y críen, transmitirán la enfermedad a una parte de sus descendientes, aunque se cruce con un gato no afectado.
  • Parece ser que si se heredan dos copias del gen anómalo, una de cada progenitor, se produce una enfermedad mucho más grave que provoca la muerte del gatito afectado antes del nacimiento. Todos los gatos afectados serán, por tanto, heterocigóticos (portan un gen de PKD y un gen normal).

¿Por qué el PKD es tan común ahora?

El PKD no suele dar síntomas de insuficiencia renal hasta una edad muy avanzada, por eso un gato afectado se ha podido usar como reproductor produciendo gran cantidad de camadas antes de que se desarrolle su enfermedad.

¿Se puede curar el PKD?

Desafortunadamente no existe ningún tratamiento que pueda prevenir el desarrollo del fallo renal en un gato que está afectado de PKD. Los quistes están presentes desde el nacimiento, no se pueden extirpar, ni se puede impedir que crezcan.

Cuando se ha desarrollado la insuficiencia renal se puede administrar un tratamiento para intentar disminuir el trabajo de los riñones y evitar los efectos secundarios producidos por la insuficiencia renal. Este tratamiento mejorará la calidad de vida del gato, pero no cambiará la enfermedad subyacente y no evitará que los quistes crezcan.

¿Todos los gatos que tienen PKD mueren por la insuficiencia renal?

El número de quistes presentes en cada riñón y su grado de crecimiento varía mucho de un gato a otro. Los gatos gravemente afectados o aquellos en los que los quistes crezcan muy rápido, desarrollarán una insuficiencia renal a una edad temprana y morirán de PKD. La mayoría de los gatos afectados parecerán estar sanos hasta edades avanzadas, pero en algún momento sufrirán el fallo renal y morirán de PKD. Algunos gatos con quistes muy pequeños o de crecimiento muy lento, permanecerán sanos hasta edades muy avanzadas, y pueden morir por otros problemas antes de que se desarrolle la insuficiencia renal.

Desafortunadamente, hasta el momento no hay ningún método para predecir la rapidez de la evolución de la enfermedad en cada animal, ni a qué edad se desarrollará la insuficiencia renal.

¿Qué se puede hacer con el PKD?

Todos los gatos que porten el gen anómalo están afectados por PKD, y estos gatos afectados pueden identificarse antes de llegar a la edad reproductiva. Esto hace que sea relativamente sencillo eliminar la enfermedad de un grupo de cría: si todos los gatos de razas de alto riesgo fuesen sometidos a un estudio ecográfico renal o a una prueba genética antes de ser usados para la cría, de modo que los gatos afectados no pudiesen ser usados como reproductores, en una sola generación el PKD podría ser erradicado de estas razas.

Pruebas de PKD para realizar a tu gato:

Test genético: esté método sirve para saber si tu gato tiene el gen responsable del PKD.
Participación en el programa de investigación de PKD del FAB: Programa nacional en el Reino Unido del Feline Advisory Bureau para buscar la presencia de quistes en los riñones mediante ecografía.

Un comentario el “Enfermedad Poliquística Renal (PKD)

  1. Pingback: Insuficiencia Renal Crónica | Clinica Veterinaria Colores

Los comentarios están cerrados.

Información

Esta entrada fue publicada en 27 febrero, 2017 por en Urología y etiquetada con , .

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Síguenos en Twitter

horario e información

914730359 - 671865645
Lunes a Viernes
mañanas: 10:30-14:00 h
Tardes : 17:00 - 20:00 h
Sábados :
11:00 - 13:30 h
A %d blogueros les gusta esto: