Clinica Veterinaria Colores

Paseo de Santa María de la Cabeza, 68A – 914 730 359 28045-Madrid

Cuidados pre y postoperatorios en perros y gatos

EL PERIODO PERIOPERATORIO

Una atención esmerada antes y después de una operación quirúrgica (el conocido como período perioperatorio) puede mejorar muchísimo la comodidad y la recuperación de su animal de compañía.

Periodo Preoperatorio

Una cirugía programada, planeada de antemano, es ideal porque permite planificar con previsión y ayuda a garantizar las mejores condiciones posibles para la operación.

El dueño del animal, puede ayudar del modo siguiente:

  • Informa al veterinario de todos los problemas de salud que sepas que presenta tu animal, aunque no parezcan estar relacionados con el motivo de la cirugía, cualquier alteración puede ser importante: diarrea, estreñimiento, vómitos, falta de apetito, exceso de consumo de agua, cambio en la orina, fiebre, apatía…
  • Informa al veterinario de todos los medicamentos que tu perro o gato haya estado tomando recientemente o bajo los que todavía sigue en tratamiento, aunque aparentemente no parezcan estar relacionados con el motivo de la cirugía.
  • Asegúrate de administrar correctamente todos los medicamentos que le receten.
  • No introduzcas cambios sustanciales en la rutina del animal, especialmente en la alimentación, si no lo indica el veterinario.
  • Evita el contacto con otros animales que puedan suponer un riesgo de contagio.
  • El día antes de la operación cepíllalo para eliminar la suciedad y los enredos del pelo.
  • Intenta que haga sus necesidades antes de ingresarlo en la clínica.

Sigue todas las instrucciones del veterinario. Por ejemplo, muchas veces se pide que los animales se mantengan en ayunas algún tiempo antes de la anestesia general. Su objetivo es reducir el riesgo de neumonía por aspiración y reducir el reflujo esofágico. Generalmente este tiempo oscila entre 3 y 6 horas tras la administración de media ración de dieta blanda. Respecto al ayuno de líquidos, la privación previa durante 30-60 minutos suele ser suficiente. En el caso de animales jóvenes y sobre todo en caso de razas miniatura, es aconsejable un tiempo de ayuno no superior a 2 horas.

Revisión veterinaria antes de la operación:

Antes de la operación, el veterinario:

  • Hará un repaso final de los antecedentes de salud del paciente.
  • Llevará a cabo una exploración física para comprobar el estado de salud del animal, especialmente del corazón y los pulmones, y revisará la zona que se va a operar.
  • Extraerá muestras de sangre y orina para detectar posibles enfermedades ocultas (especialmente de hígado y riñón), si es necesario y no se ha realizado con antelación.

A continuación, su mascota será sometida a la operación prevista.

 

Periodo Postoperatorio

Cuando sea adecuadamente seguro hacerlo, el veterinario enviará al animal a casa para que permanezca en un entorno familiar para él.

En cambio, tras algunas operaciones, en recuperaciones delicadas o complicadas y bajo ciertas situaciones familiares, puede ser necesaria una permanencia más larga en la clínica (bajo hospitalización y seguimiento directo por parte del equipo veterinario).

Ha estado bajo anestesia general y probablemente esté somnoliento el resto del día.

El dueño suele ser la persona más indicada para supervisar los primeros días de una recuperación sin complicaciones.

  • Es necesario que el animal esté cómodo y permanezca en un lugar apartado y tranquilo, sobre todo alejado de los niños inquietos.
  • Es conveniente alternar el descanso con breves períodos de deambulación suave y animarle a utilizar su bandeja de arena (gatos) o el lugar habitual donde hace sus necesidades.
  • No permitas que tu perro o tu gato se toque el vendaje o la sutura de la herida quirúrgica. Para ello existen diversos métodos, lo más utilizado es el llamado collar isabelino, que impide que llegue a la herida quirúrgica.
  • Intenta mantener el vendaje limpio y seco.
  • Si surge algún problema con los puntos de sutura o el vendaje, consúltalo con tu veterinario. Un poco de inflamación alrededor de la zona operada es normal.
  • Si la herida comienza a sangrar o supurar copiosamente, ponte en contacto con tu veterinario.
  • Cualquier alteración de la salud de tu perro o gato  que te llame la atención (apatía, pocas ganas de comer, vómitos, diarrea, sangrado, etc) aparte de las que ya te hayan señalado en tu clínica veterinaria, comunícasela a tu veterinario
  • Antes de enviar a tu animal de compañía  a casa, el veterinario te indicará cuándo debes darle de comer, los signos a los que se debe prestar atención, qué cuidados especiales debe recibir y cuándo debes realizarse una revisión del paciente.
  • Generalmente el día siguiente conviene ir a visitar al veterinario para que pueda revisar el estado general y evitar así complicaciones futuras, es el momento de preguntarle todas tus dudas, ya que los primeros momentos de estrés han pasado.

 

Alimentación

  • Suelen tener poco apetito tras una intervención los primeros días.
  • Ofrécele primero agua y después comida en pequeñas cantidades. Para favorecer su recuperación, es mejor que hasta la retirada de los puntos le alimentes con una dieta blanda y muy digestible, con proteínas de alto valor biológico para asegurar una buena cicatrización de la herida quirúrgica.

Ejercicio

  • La cantidad y el tipo de ejercicio que debe realizar después de la operación dependen del tipo de cirugía.
  • Evita que haga ejercicio durante las primeras 24 horas. Los perros deben permanecer en casa un día o dos, y después comenzar a practicar un poco de ejercicio atados con la correa. La actividad debe ir aumentando gradualmente hasta recuperar la normalidad cuando se restablezca completamente.
  • Los paseos deben ser cortos y el ejercicio muy ligero, evitando que corra, salte o haga ejercicio enérgico, para evitar que la herida quirúrgica se reabra.
  • A los gatos no se les debe dejar salir al exterior durante 10-14 días. Evita que tenga que saltar muy alto los primeros días reorganizando sus cosas (bandeja de arena, comedero, cuna, etc.).

Retirada de los puntos de sutura/vendaje

  • Normalmente tiene lugar entre una semana y 10 días después de la operación, aunque puede haber variaciones específicas a cada caso.
  • Si los puntos son reabsorbibles no es necesario retirarlos. No obstante para comprobar su estado conviene visitar al veterinario.
  • Si se nota un aumento de la inflamación, mal olor o secreción alrededor de la herida hay que contactar con el veterinario.

Casi siempre es necesario aliviar el dolor durante el período postoperatorio; tu veterinario te aconsejará consecuentemente.

 

Alivio del dolor

Los animales sufren dolor de una forma y en un grado muy parecidos a los seres humanos, pero no demuestran su malestar tan fácilmente ni de una manera tan evidente como los seres humanos. Por tanto, el alivio del dolor es una parte importante de cualquier operación. Cuanto antes se alivie el dolor mejor.

Beneficios del tratamiento del dolor:

  • El animal de compañía estará mucho más contento y más cómodo.
  • Se levantará y comenzará a caminar antes, reduciendo así las complicaciones.
  • Es posible que pueda volver a casa antes, y que vuelva a comer y a beber
    con normalidad en poco tiempo.
  • Prestará menos atención a la herida, reduciendo el riesgo de que se arranque
    los puntos de sutura.
  • Se reducen los tiempos de recuperación necesarios.

Reconocimiento del dolor:

  • Se resiste a moverse.
  • Le cuesta o no quiere comer, beber, orinar o defecar.
  • Lame o muerde la herida o el vendaje.
  • Mantiene agachadas las orejas y la cola.
  • Se queja a ratos, sobre todo cuando se mueve.
  • Permanece tumbado sobre la zona operada.
  • Muerde sin avisar si se le molesta.
  • Típicamente, muchos propietarios comentan “parece triste”.

Analgésicos: 

A la hora de escoger el analgésico es necesario tener en cuenta:

  • La edad y el estado de salud general del animal.
  • El tipo de operación quirúrgica.
  • Los anestésicos y otros medicamentos administrados antes, durante y después de la operación.
  • La duración necesaria de la analgesia (alivio del dolor). Ésta puede ser necesaria durante muchos días.

Medicamentos disponibles: El veterinario se asegurará de escoger los analgésicos más adecuados en función del tipo de operación, así como de los demás medicamentos que haya recibido.

Tu veterinario le recetará el analgésico adecuado. Los analgésicos están disponibles en forma de comprimidos o inyecciones. Algunos hacen efecto sólo durante unas horas, otros un día o más.

Las combinaciones de analgésicos pueden mejorar pero también empeorar los resultados, o provocar efectos secundarios perjudiciales. Igualmente, la mayoría de analgésicos o antiinflamatorios disponibles para medicina humana no son bien tolerados por las mascotas (particularmente algunos son muy tóxicos en perros y sobre todo en gatos, mientras que en personas son ampliamente utilizados y son bien tolerados).

Por esa razón, es muy importante no dar ningún analgésico extra si el veterinario no lo ha indicado así.

Dra. Lina Sáez de Antoni

Dr.  José Enrique Zaldívar

Clínica Veterinaria Colores

Información

Esta entrada fue publicada en 22 abril, 2016 por en Divulgación y etiquetada con , .

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Síguenos en Twitter

horario e información

914730359 - 671865645
Lunes a Viernes
mañanas: 10:30-14:00 h
Tardes : 17:00 - 20:00 h
Sábados :
11:00 - 13:30 h
A %d blogueros les gusta esto: