Clinica Veterinaria Colores

Paseo de Santa María de la Cabeza, 68A – 914 730 359 28045-Madrid

Enfermedades Orales de los gatos

Los problemas orales y faríngeos pueden ser desconcertantes desde el punto de vista del propietario del gato y del veterinario. Muchos procesos ocurren en boca y garganta y muchos no responden a tratamiento. Una gran porción de esos procesos se tratan con terapias inespecíficas ya que por el momento no se sabe la causa que los provoca.
Aunque no se ha publicado lo suficiente sobre las causas de enfermedad orofaríngea, está claro que algunos de estos procesos son consecuencia de enfermedades subyacentes generalizadas, particularmente fallo renal crónico, leucopenia (disminución de los glóbulos blancos), inmunosupresión secundaria a infecciones por el virus de la leucemia o el de la inmunodeficiencia felina y raramente diabetes mellitus. En estos casos es de esperar que el problema oral no se solucione hasta que el problema subyacente se diagnostique y cuando sea tratable, tratado.
Hay varios signos que sugieren que el gato tiene algún desorden en la boca o faringe. El gato pude no mostrar interés en la comida o puede ir hasta el comedero y entonces rechazar la comida. Puede masticar con cautela y molestia, puede dejar caer comida desde la boca o puede tragar con dificultad y dolor. Pueden babear en exceso saliva desde la boca, pueden tener un aliento con un marcado olor desagradable y en algunos casos sangrar. También se pueden rascar la boca o sacudir la cabeza, principalmente con los cuerpos extraños y procesos muy dolorosos. El rechazo a comer puede llevar a la pérdida de peso que puede llegar a ser muy marcado.

Labios

Varios procesos pueden afectar a los labios y a la piel circundante.

Granuloma eosinofílico (úlcera labial, úlcera indolente)

Es un área ulcerativa crónica en los labios, normalmente donde la piel se junta con la mucosa de la boca. La parte afectada está relativamente localizada pero gradualmente llega a ser más grande. Se encuentran normalmente entre la hendidura media del labio (filtro nasal) y el diente canino en el labio superior. Puede darse en uno o en los dos lados y ocasionalmente en cualquier parte. Los bordes de las úlceras son duros y elevados y la piel dañada es irregular. La base de la úlcera es color salmón. En muchos casos es un problema estético que no supone un problema real para el gato, pero a veces las úlceras muy profundas pueden causar dolor y rechazo o imposibilidad para comer y el animal no puede acicalarse. Se han sugerido numerosas causas para este problema, incluyendo una irritación continua por la lengua rugosa, infección o alergia pero hay pocos argumentos para sostener estás proposiciones.
Se han aplicado gran variación de tratamientos en casos de granuloma eosinofílico lo que refleja la falta de un tratamiento satisfactorio uniforme, y un tratamiento ineficaz en muchos pacientes. Se diría que el manejo más satisfactorio es con prednisolona de 4 a 6 semanas. Esto puede resolver la lesión y si no es así se puede continuar con criocirugía – un doble ciclo de congelación y descongelación controlada. Aunque es inevitable producir cicatrices parece que la recurrencia es mucho menor que con otros métodos de tratamiento. En algunos casos se ha usado satisfactoriamente el acetato de megestrol. Independientemente del tratamiento usado la recurrencia es común y se debe repetir dicho tratamiento.

Carcinoma de células escamosas (ver abajo)

Este crecimiento canceroso se produce en el labio (igual que en el caso de los fibromas). Se debe distinguir del granuloma eosinofílico y en los casos de duda se toma una biopsia para examen patológico y establecer el diagnóstico. La criocirugía es el tratamiento de elección en estas lesiones que no están en estadío avanzado. En lesiones más avanzadas se puede necesitar la eutanasia.

Granuloma micobacteriano

Son masas muy prolíficas en las que la micobacteria se identifica en biopsia. Las masas se pueden ulcerar. La extirpación quirúrgica o criocirugía son los tratamientos de elección pero afortunadamente el proceso es raro.

Labio leporino

Es un defecto anatómico congénito. Es aparente en el cachorro recién nacido y se da en la hendidura palatina. El grado de defecto varia y un grado medio puede no interferir mucho en la vida normal o puede solucionarse. Sin embargo con un defecto grave, especialmente si también hay paladar hendido, la cirugía es impracticable y la eutanasia es el único recurso humano ya que interfiere con la succión de la leche.

Heridas

Las heridas se producen por accidentes de tráfico y como consecuencia de las peleas, particularmente en gatos enteros. Pueden dar lugar a la formación de abscesos que aparecen después. Si es posible se debe acudir al veterinario inmediatamente y suturar la herida si es necesario ya que puede interferir en la ingesta de comida. Animales con abscesos que no se abren en uno o dos días con limpieza regular con agua tibia se deben llevar al veterinario para que los abra con un bisturí porque sino el gato se suele encontrar mal.

Inflamación aguda de la boca (estomatitis) y ulceración de la lengua (glositis)

Estomatitis aguda

Se produce por varios tipos de microorganismos pero comúnmente están implicados algunos de los virus del coriza felino. Tanto el calicivirus felino como el virus de la rinotraqueitis felino pueden producir estomatitis, pero es más común el calicivirus.

Calicivirus felino (FCV)

Se divide en diferentes tipos los cuales presentan distinta capacidad para producir enfermedad. Algunos tipos solamente producen ulceración en la boca, las úlceras aparecen normalmente en la superficie superior y en el margen de la lengua, aunque también pueden aparecer en las encías, paladar y nariz. Otros tipos de calicivirus pueden producir ulceración junto a signos de enfermedad del tracto respiratorio superior.

Virus de la rinotraqueitis felina (FVR)

Este virus produce una enfermedad más severa con signos típicos de enfermedad del tracto respiratorio superior, a menudo acompañado de inflamación. La presencia de úlceras en la lengua es rara.
En ambos casos la infección viral puede predisponer a una infección bacteriana secundaria. Al no haber medicamentos disponibles antivirales, el tratamiento consiste en el uso de antibióticos de amplio espectro para el control de la infección secundaria. Los jarabes palatables de niños pueden ser útiles por su fácil administración y por su acción local en la boca y garganta.
Es importante un atento cuidado del paciente con una frecuente limpieza de las secreciones. Se puede ofrecer al gato comidas aromáticas líquidas o en puré (como el pescado aromático). Si el gato rehúsa comer durante un periodo largo o llega a decaer se necesitará un tratamiento con cuidados intensivos especializados.

Irritantes

Muchos materiales caseros como limpiadores, decapadores y lejía son irritantes y la curiosidad puede llevar a los gatos (y niños) a tragarlos, causando irritación de la boca y garganta que pueden ser muy severos en algunos casos. Prevenir es mejor que curar y todos estos agentes deben ser guardados fuera del alcance de esas criaturas curiosas. Si ocurre algún accidente el gato debe llevarse al veterinario (con el envase del irritante).

Problemas dentales y gingivitis

Estos problemas se consideran juntos ya que están íntimamente interrelacionados.

Enfermedad dental

La caries dental verdadera, el proceso a los que los dientes humanos son susceptibles es muy raro en gatos, aunque ocasionalmente, se encuentran caries verdadera afectando a los dientes molares. Los dientes afectados se tienen que extraer ya que la lesión del diente puede llevar a que este se rompa o se astille dejando expuesta la pulpa central sensitiva.
Un problema más frecuente que la caries es la erosión de la unión de la corona con la raíz, causando la caída de la corona, bien sea debido al desgaste asociado a la función normal de los dientes, o al intentar extraerlos. Cuando esto sucede, la raíz también debe ser extraída para evitar el riesgo de infección.

Abscesos

Los abscesos se pueden formar en la raíz de cualquier diente produciendo bastante dolor. Después del diagnóstico, realizado por radiografía, el diente debería extraerse para permitir drenar el absceso. Uno de los dientes maxilares de la mejilla tiene las raíces que terminan en el hueso justo debajo del ojo y a veces el absceso de esas raíces puede diagnosticarse por una inflamación húmeda debajo del ojo o por la aparición de un pequeño orificio en la piel con descargas de pus. Si hay alguna duda, una radiografía podrá confirmar el diagnóstico y será necesario extraer el diente.

Cálculo dental, periodontitis y gingivitis

El cálculo dental, también conocido como sarro, consiste en una placa bacteriana impregnada de mineral. El sarro se puede desarrollar en cualquier diente, pero es más común en las caras externas de los molares y premolares, y en las caras internas de los incisivos. El cálculo se acumula con el tiempo y es más fácil que ocurra en animales que comen dietas blandas (latas y casera).
El cálculo tiende a acumularse alrededor de la unión de la encía con el diente, y cuando esto pasa se forma un espacio, ideal para el desarrollo de bacterias. Como consecuencia de esa infección bacteriana, la encía se inflama y se retrae de la base del diente. Puede llegar a ulcerarse y la infección se extiende a la encía. La reacción de la encía permite a la infección llegar a la raíz del diente (periodontitis) y provocar la descarga de pus (piorrea) alrededor del diente. La raíz del diente también puede llegar a infectarse y erosionarse. (ver arriba).
Al principio de la enfermedad, todo lo que el gato necesita es eliminar el sarro con una limpieza de boca con ultrasonidos bajo anestesia general. En los casos severos e instaurados puede ser necesario tomar una muestra para identificar la bacteria que provoca la infección y dar antibiótico durante un tiempo prolongado. Después del resultado, se administrará antibiótico durante 3 ó 4 días y se extraerán todos los dientes afectados. Este proceso evita el riesgo de septicemia durante la extracción.
El sarro se vuelve a formar después de la limpieza y una vez se ha iniciado, es importante prestar atención a los dientes muy a menudo. Se sugiere alimentar al gato con comida seca para poder limitar el problema. Si se da comida seca, el gato debe tener libre acceso a agua abundante para prevenir una enfermedad en el tracto urinario.

Hiperemia en el margen de la encía

En cachorros es común encontrar una banda sonrosada en el margen de la encía, justo debajo del diente. Eso no parece crear problemas para el gato y se soluciona sin tratamiento. Los dueños no deben preocuparse a menos que presente otros signos de enfermedad asociados. En gatos entre 3 meses y medio y 7 meses de edad se han descrito una gingivitis (inflamación de las encías) específica, más extensa y llamativa. No se conoce la causa de porque se produce y a menudo no responde al tratamiento. Este proceso puede desaparecer espontáneamente cuando el gato cambia a los dientes permanentes de adulto.

Inflamación inespecífica de la boca y encías

Inflamación y ulceración

A parte de los procesos mencionados anteriormente, existen un grupo de procesos inflamatorios orales en el gato adulto que no se relacionan con enfermedad dental y que son tremendamente resistentes al tratamiento. Estos procesos presentan inflamación prolongada en el borde de la boca, y en muchos casos se ven pequeñas vesículas y úlceras. El problema afecta más frecuentemente a los ángulos donde las mandíbulas se unen detrás de la boca pero puede verse afectada cualquier parte de la boca.

La causa de este proceso no se entiende totalmente; se han aislado algunas bacterias pero su implicación en el proceso no está confirmada. El coronavirus y los retrovirus ocasionalmente causan una inflamación en la boca (ver arriba) durante un corto periodo de 2 ó 3 semanas, sin embargo se sospecha que el calicivirus está implicado en el proceso crónico. En una encuesta realizada en Bristol, se ha encontrado que la gingivitis es mucho más común en los gatos con pedigrí que en los gatos mestizos. Todos los casos de los gatos con pedigrí se presentaban de forma inespecífica mientras que la mayoría de los casos de gatos mestizos están asociados a problemas dentales. La diferencia en la incidencia de la forma no específica de gingivitis se reflejó en la frecuencia con que se podía aislar el coronavirus en los dos grupos de gatos. Además, en ambos grupos había una estrecha relación entre la presencia del coronavirus y la gingivitis inespecífica. Hay también una asociación significativa entre gingivitis/estomatitis y el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV). De hecho, la inflamación oral es uno de los signos clínicos más comunes de los gatos infectados por FIV. No está claro si el FIV juega un papel directo o si como el virus de la leucemia felina, puede producir gingivitis por su efecto sobre el sistema inmune. Sin embargo hay evidencias de que existe una correlación entre la infección por FIV o coronavirus y la gingivitis y también los gatos infectados por ambos virus tendrán lesiones orales más severas.

El tratamiento de estos casos necesita terapia antibiótica durante largo tiempo y en algunos casos seleccionados con cuidado se usan esteroides. Los gatos infectados con FIV suelen responder favorablemente a la terapia con corticoesteroides. Aquí también son importantes los cuidados de soporte del propietario. A pesar de la falta de relación de la enfermedad dental en el proceso, los casos que no responden pueden mejorar con la extracción de los dientes afectados o incluso todos los dientes. Los gatos están bien sin dientes y se pueden alimentar con comida húmeda y seca sin ningún problema.

Hiperplasia gingival

La hiperplasia es una proliferación de tejidos de la encía que produce masas irregulares. Son bastante friables y fácilmente se dañan causando ulceración y hemorragia. La extracción de los dientes es de gran ayuda ya que el diente daña a la masa durante el masticado. El corte de las masas no suele ser satisfactorio. El problema es el sangrado y las masas reaparecen. Si se usa electrocauterización o criocirugía es mejor inicialmente, pero puede provocar que reaparezcan incrementadas. La causa de este proceso es desconocido y su relación con el proceso ulcerativo es incierta.

Cáncer oral

Las masas proliferativas de la gingivitis inespecífica se deben distinguir de los varios tipos de crecimientos cancerígenos que pueden afectar a la boca. En los casos de duda se necesita una biopsia para llegar al diagnóstico. Desafortunadamente los tumores malignos de la boca, particularmente el carcinoma de células escamosas, son comunes. Los tumores benignos son menos frecuentes.

Los tumores se encuentran principalmente en los gatos mayores y suelen encontrarse debajo de la lengua aunque también se pueden encontrar en encías, tonsilas y paladar. Al principio son nódulos firmes blancos o rosados o masas lobuladas. A menudo, sin embargo, no se detectan hasta que su crecimiento está avanzado y hay grandes masas ulceradas y sangrantes que son difíciles de distinguir de la hiperplasia gingival. La radiología así como la biopsia pueden ayudar en el diagnóstico. Los tumores de la boca raramente se diseminan a otras partes del cuerpo pero si se extraen suelen recurrir localmente. La excepción a la regla es el carcinoma de células escamosas en las tonsilas que frecuentemente se extiende a cualquier parte. En todos los casos de tumor maligno el tratamiento es paliativo y la eutanasia se necesitará tarde o temprano.

Los tumores fibrosos aparecen ocasionalmente en los labios y no causan problemas. No necesitan extraerse hasta que son muy grandes o afectan al gato. Los pólipos que nacen del paladar hacia la cavidad nasal y la faringe se pueden extraer quirúrgicamente de forma satisfactoria.

Glándula salivar

La enfermedad de la glándula salivar es rara en el gato. Muy ocasionalmente la obstrucción del conducto salivar puede dar lugar a una inflamación debajo de la lengua o en el cuello. Puede ser tratado quirúrgicamente. Los gatos expuestos a casos humanos de paperas pueden desarrollar una enfermedad similar; no hay tratamiento específico pero ayuda el tratamiento de soporte.

Paladar duro y cuerpos extraños

No son infrecuentes los cuerpos extraños como huesos o palos en el paladar, bien sea entre los dientes o atravesándolo. Se puede necesitar anestesia general para extraerlos.

Paladar hendido

El paladar hendido aparece en cachorros debido a una anormalidad en el desarrollo; algunos pero no todos son de origen genético. Puede darse solo o con afección del labio. El proceso se muestra aparente al poco tiempo de nacer debido a que los gatitos tienen dificultad para succionar y se regurgita la leche por la nariz, acompañado de estornudos, respiración ruidosa y nerviosismo. A veces los cachorros mueren de repente sin presentar signos de aviso. El tratamiento no es posible, y la eutanasia es lo más apropiado. El paladar hendido puede producirse en los gatos adultos por un trauma, lo más común por accidente de tráfico o caídas desde una altura. Se pueden reparar, pero su tratamiento dependerá de la gravedad de las otras lesiones producidas por el traumatismo.

Paladar blando

A veces se produce un acortamiento congénito del paladar blando en cachorros y su efecto es similar al del paladar hendido. El tratamiento no es viable.

La faringe

Las enfermedades de la garganta y tonsilas tienen signos similares a los de la enfermedad de la boca pero en los signos clínicos se incluyen las arcadas.

Faringitis

La inflamación de la faringe se produce comúnmente como parte de una infección viral de los virus de las vías respiratorias altas y las medidas descritas arriba son aplicables aquí.

Tumores faríngeos

Son normalmente malignos y se recomienda la eutanasia cuando afecten a la vida normal del gato.

Cuerpos extraños

En un gato con signos de enfermedad faríngea, se debe considerar la posible presencia de un cuerpo extraño. Suelen ser pequeños huesos, escamas de pescado, anzuelos y material fibroso o filamentoso. Puede necesitarse anestesia para radiología y si es necesario para inspección directa de la faringe y para la extracción del cuerpo extraño.

Tonsilitis

Es muy rara excepto como un componente del coriza

Carcinoma de células escamosas tonsilar

Se ha descrito arriba

Información

Esta entrada fue publicada en 18 diciembre, 2015 por en Odontología y etiquetada con , , .

Entradas recientes

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguirnos y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Síguenos en Twitter

horario e información

914730359 - 671865645
Lunes a Viernes
mañanas: 10:30-14:00 h
Tardes : 17:00 - 20:00 h
Sábados :
11:00 - 13:30 h
A %d blogueros les gusta esto: